Elecciones en Venezuela: Mayoría a favor del Chávezmo y …

Desde Caracas

“Tenemos una nueva Asamblea Nacional elegida por los votos del pueblo, una gran victoria para la democracia, para la constitución”, dijo el presidente Nicolás Maduro en horas de la madrugada luego de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) anunciara los resultados electorales. legislativo.

Indira Alfonso, presidenta del Colegio Electoral, afirmó que luego de contabilizado el 82,35% de los votos, se contabilizó el 31% de la lista electoral, para un total de 5.264.104 votos. De este total, La proporción del Gran Polo Patriótico liderado por el Partido Socialista Unificado de Venezuela fue del 67,6%. Por mayoría de 3.558.320 votos, Acción Democrática, Copei, Cambiemos, Avanzada Progresista y El Cambio obtuvieron el 17,95% con 944.665 votos, Alianza de Venezuela, Primero Venezuela y Voluntad Popular Activistas recibieron el 4,19% El Partido Comunista de Venezuela obtuvo 220.502 votos, obtuvo un 2,73% con una mayoría de 143,917 votos, y el 6,79% de la lista fue para “otros” partidos.

El resultado está muy atrasado después de un día en el que uno de los puntos centrales del debate fue qué sería la plena participación. La derecha, que no participa desde el mediodía, confirmó, sin pruebas, una abstención del 80%, y confirmó como se esperaba que el resultado anunciado por la Junta Nacional de Elecciones representó un fraude.

Fue una elección complicada, marcada por varios factores. En primer lugar, una difícil situación económica, bajo el bloqueo estadounidense, estuvo marcada por varios años de dificultades, ya que 2020 estuvo marcado en particular por momentos críticos de escasez de gasolina en Caracas, y los problemas de servicios básicos, como agua y electricidad, altos precios y un dólar.

READ  Gayardo: "No sé cuánta gente quiere otra final en River Bucca"

En segundo lugar, la competencia estuvo marcada por un llamado a abstenerse de votar por parte de un sector de la oposición, como parte de un grupo de actores políticos y mediáticos internacionales, la mayoría de ellos de Estados Unidos (EE. UU.), Y los países del Grupo de Lima, la Unión Europea, que convocó durante varios meses a no votar e implementó medidas. Presión diplomática y económica sobre los líderes de la oposición que comparecieron en las elecciones.

En tercer lugar, las elecciones estaban en el panorama general de desgaste, ya sea en la política o en la economía, con ambos elementos vinculados. Los últimos cinco años en el país han estado marcados, además de la situación económica, por una serie de grandes enfrentamientos, como 2017 o 2019, producto de una estrategia de oposición que buscaba derrocar al gobierno.

Como explicó el oponente Enrique Ochoa Antic, quien aseguró que no había habido fraude en años anteriores, “Cada victoria (de la oposición) marcó fuerzas hacia las elecciones presidenciales de 2018, pero nos desviamos y cancelamos el partido”. Desviarse de rumbo significó tratar de tomar medidas violentas periódicamente, hasta que se desarrolló la estrategia de instituciones paralelas, que comenzó en 2017 con el “Tribunal Superior de Justicia en el Exilio” y desembocó en la instauración de la “presidencia temporal” en 2019.

Lo que decidió una parte de la oposición, la parte que se presentó, fue volver al proceso electoral, ya que estas elecciones fueron el primer gran ejemplo de participación. El resultado, poco más de un millón de votos, indicó que esta oposición, conformada por antiguos representantes, fracturas partidistas y nuevas formaciones, no logró una traslación importante de su progresiva centralidad política en votos.

READ  Asesinado ciudadano armenio en Retiro: le disparó en el cuello por robar su bicicleta

En cuanto a Chávezmo, que ganó 6248864 en las elecciones presidenciales, disminuyó el número de votos, así como la capacidad de mantener un gran número, en un escenario muy complejo, para obtener la mayoría en la Asamblea Nacional.

La participación fue un 31% menor que la participación en las elecciones presidenciales de 2018, con un 46,1%, pero es mayor, por ejemplo, que las elecciones legislativas de 2005, cuando la oposición decidió abstenerse de participar, por lo que inició una táctica. Reiteraron que hasta el momento no ha dado resultados de acumulación política. En ese año, la participación fue del 25% del padrón electoral.

Como era de esperar, la oposición de Guaidó se adjudicó la victoria como resultado de la abstención. Bajo este discurso, volvió a convocar a una votación en la “Consulta Popular”, que se realizará vía telefónica y presencial el día 12. Las consultas serán un mecanismo para construir un discurso que legitime la preservación de la “presidencia interina”. Que es abiertamente bipartidista en Estados Unidos.

Sin embargo, tanto el procedimiento de “consulta popular” como el anuncio que surgirá de allí no responden a la pregunta de qué hará el sector que aún mantiene a Guaidó después del 5 de enero -día de la nueva Asamblea Nacional- sobre todo por su dependencia de Estados Unidos, donde se está llevando a cabo. Cambio de gestión y posibles cambios en la política del perfil de Venezuela.

Capriles Radonsky, quien estuvo en primer lugar en participar en las elecciones legislativas y finalmente siguió la decisión de la Unión Europea, describió la iniciativa de “consulta” como un “llamado a la movilización sin soluciones concretas”. Esta falta de horizonte en la incidencia de Guaidó es uno de los elementos clave que explica por qué su base social y capital político se han ido erosionando sistemáticamente durante más de año y medio.

READ  Dudas detrás de los nuevos resultados publicados de la vacuna Oxford y AstraZeneca

En este contexto, hay varios eventos que son verdaderamente irreversibles. La primera y más importante es que habrá una nueva Asamblea Nacional a partir de enero, algo que cambiará la situación política nacional. Esta asamblea tendrá como objetivo urgente abordar la situación económica, lo que incluirá acuerdos internos y posibles diálogos con Estados Unidos que apoyen el bloqueo. Hay otro hecho irreversible: la formación de una nueva oposición, aunque obtiene menos votos de los que pensaba, forma parte de la dinámica del futuro. Esta oposición, a la que definitivamente se sumarán más actores, se presentará a las elecciones de alcalde y gobernador de 2021.

Finalmente, el resultado global de la votación, y especialmente la tasa de abstención, pone sobre la mesa la necesidad de abordar temas como renovados discursos y dinámicas políticas, como parte de un prolongado conflicto que ha dejado profundos impactos en la sociedad.

Written By
More from Arzu

El BCRA está más atento que nunca a la inflación y la duración de los plazos

Este desarrollo de $ 87.000 millones fue otorgado, según la consultora, por...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *